Campos de Trabajo sobre la Guerra Civil

Desde el 3 de julio, 17 jóvenes de distintos puntos del estado participan en el campo de trabajo y realizan labores de recuperación de trincheras de la Guerra Civil.

Los ayuntamientos de Zizurkil, Aduna, Asteasu y Larraul y la Sociedad de Ciencias Aranzadi, con la colaboración de la Diputación Foral de Gipuzkoa, han organizado un año más un campo de trabajo con el objetivo de formar a jóvenes de entre 18 y 30 años y recuperar la memoria histórica del entorno.

Este programa se está desarrollando del 3 al 16 de julio en los términos municipales de Zizurkil, Asteasu, Aduna y Larraul, concretamente en el sistema defensivo Saseta, uno de los puntos de resistencia más importantes en Tolosaldea durante la Guerra Civil.

Sistema Saseta: primer lugar de la resistencia

El lugar en el que se realiza el campo de trabajo se conoció como el sistema de defensa o punto de resistencia Saseta durante agosto y septiembre de 1936, ya que fue en esta zona de Aduna, Asteasu y Zizurkil donde los milicianos vascos se enfrentaron a las tropas franquistas tras la caída de Tolosa el 11 de agosto de 1936. Aunque la memoria histórica del lugar se ha borrado, hubo un gran enfrentamiento que causó alrededor de cien víctimas documentadas hasta ahora.

Maribel Vaquero, directora foral de Convivencia y Derechos Humanos, ha explicado que la prioridad para la institución foral es sacar a la luz aquellos episodios de nuestro pasado olvidados o que permanecen ocultos. "La memoria colectiva la conforman vivencias de personas de distinta clase, género, ideología, procedencia... Por eso, el esfuerzo de todos y todas debe de ir dirigido a recuperar aquellas historias que nos faltan e incorporarlas a la memoria colectiva para, de este modo, ir completando la memoria de este pueblo", ha explicado. "Desde la Diputación Foral de Gipuzkoa estamos trabajando en esa dirección" ha añadido Vaquero.

Investigadores de Aranzadi, basándose en documentos históricos, apuntan a que las trincheras fueron diseñadas por Cándido Saseta y construidas por los gudaris en Asteasu. Además, los testigos que vivieron aquella época corroboran esta información. El historiador de Aranzadi Javi Buces ha dirigido esta investigación, que dio sus primeros frutos en otoño del 2016, cuando se presentaron las primeras conclusiones en el libro El sistema de defensa Saseta: la resistencia armada antifascista en Aduna, Asteasu y Zizurkil.

Recuperación de trincheras

La labor arqueológica de Aranzadi es clara y confirma lo recogido en la documentación histórica, ya que se han encontrado balas y material en aquellos lugares donde se identificaban posibles trincheras. Los arqueólogos de Aranzadi, junto a voluntarios en sucesivos campos de trabajo, han conseguido catalogar estas trincheras a lo largo de los tres municipios, reconstruyendo así el sistema de defensa Saseta.

Aparte del trabajo de campo, los jóvenes han podido disfrutar de visitas guiadas a puntos de interés histórico y charlas sobre memoria histórica ofrecidas por expertos de Aranzadi y otras entidades memorialistas. Así, y entre otros, han visitado lugares de la memoria como el museo de la memoria de Elgeta y un recorrido temático por Intxorta; el Fuerte de San Cristóbal (Navarra); el campo de trabajo del monte Lemoatx en Lemoa (Bizkaia); o Pikoketa, el castillo Beloaga, los búnkers de la Línea P y Katin Txiki en Oiartzun.

Medios

https://ataria.eus/zizurkil/1499962539743-gertatu-zena-argitzeko-begi-eta-eskuak-auzolandegia-zaratze-aitze-aranzadi-zientzia-elkartea-2017-indusketa-aiztondo

Webgune honek cookie-ak erabiltzen ditu zure esperientzia ahalik eta hoberena izan dadin. Nabigatzen jarraitzen baduzu, cookie hauen erabilera onartzen ari zara.">Pribatasun politika.

Web orri honetako cookie-ak onartzen ditut.